Enfermera a domicilio

Servicio de asistencia sanitaria

Autor: a 16 enero, 2012 @ 16:49

¿Tienes mil cosas por hacer y no te concentras en ninguna? ¿Empiezas el día y lo acabas con la “mochila” llena de obligaciones aplazadas?

Crea una lista de temas pendientes. Planifica tu día por bloques. Concéntrate en una sola cosa a la vez. A primera hora de la mañana, escoge la tarea más importante y no hagas otra cosa hasta que la acabes. Importante: Cárgate de valor y  cierra el correo electrónico, sal de tus redes sociales, apaga el móvil y aléjate de él. Crea un mundo sin interrupciones, sin precedentes. Si con solo imaginarte esos cortes de suministro social,  te desborda la ansiedad, ponle un límite horario, durara una hora (media, dos, tres… según calcules que puede durar la tarea o que puedes soportar esa percepción de aislamiento)estrés

Si te invade la tentación de comprobar tu correo o cambiar a otra actividad, detente unos segundos, respira hondo, piensa en lo bien que te sentirás cuando acabes y vuelve a concentrarte en la actividad en cuestión.

Cuando hayas finalizado la Tarea más importante, después de un descanso, empieza con la que le sigue en importancia. Si consigues hacer esas dos actividades por la mañana o en el momento en que te las hayas marcado, el resto del día te sentirás más libre, ligero y perceptivo.

Si eres persistente y no desistes en el primer divagar… estas pautas funcionan, animo!

Tags: , ,

Catogorías: Divulgación &Actualidad